TRES SECRETOS del Pensamiento Visual

Soy Pat Molla
En primer, primer lugar...
Dibujar ideas, sirve para que no se olviden de lo que dices!
Para evitar los celulares debajo de la mesa en las reuniones (algo que veo todo el tiempo, tu no?)

Ahora En primer Lugar...
El secreto de lo visual para resolver problemas y comunicar ideas está en el poder que tienen los sentidos para transmitir. La clave de la comunicación está en apelar a los sentidos, porque “las personas se olvidan de lo que dices, pero recuerdan cómo las hiciste sentir”. 

De los cinco sentidos que todos tenemos, (se mencionan 12 en pedagogía Waldorf) dos destacan sobre los demás en la era digital: el oído (lo verbal) y la vista (lo visual). Nuestra comunicación será más efectiva si logramos hacer pasar las ideas por, al menos, estos dos sentidos.
En la era digital lo visual es el primer sentido al que se apela luego el verbal auditivo.

Las palabras que provocan emociones son la fuerza más poderosa conocida por la humanidad, una fuerza que se vuelve imparable si se refuerza la comunicación verbal con el apoyo de lo visual, y viceversa: si apoyamos un dibujo con las palabras adecuadas. Combinando el lenguaje verbal con el visual se activa el pensamiento visual.

Las emociones son la clave del proceso de recepción y compresión del mensaje. Éste es el secreto de una buena presentación.


En segundo lugar…


Necesitas un dibujo, simple. No una obra de arte!
El pensamiento visual se apoya en dibujos, no en obras de arte: se trata de dibujar, no de hacer arte. No hace falta que tu dibujo sea una obra de arte para que consiga transmitir tu idea; basta con que sea claro, completo y comprensible.

Todos sabemos dibujar: de niños nos encantaba, pero con la edad muchos hemos olvidado nuestra capacidad de expresión visual, otros se avergüenzan de sus dibujos y una mayoría reniega de su faceta visual: “yo no soy una persona visual”.

Parafraseando a Dan Roam, si has sido capaz de llegar esta mañana hasta tu oficina sin caerte eres una persona suficientemente visual para empezar a poner en práctica el pensamiento visual.




En tercer lugar…
A todos nos gusta mirar los dibujtos de los otros! cuando tomo notas visuales en un evento, capacitación o concierto! Muchos de los que pasan miran mis dibujitos-garabatos simples y hasta he tenido que compartir los marcadores y dar una hoja de papel. 

Dibujar no es proyectar un dibujo
El pensamiento visual no consiste en ilustrar nuestras presentaciones con una batería de imágenes que se proyectan con la ayuda de PowerPoint. El pensamiento visual se empieza a activar cuando tomas el lápiz y el papel (o el marcador y la pizarra) para acompañar tus palabras con un dibujo hecho a la medida de la exposición. Un dibujo que se convierte en el mapa que te guía, a ti y a tu audiencia, hacia el objetivo: transmitir tu idea.

Del mismo modo que no empleas en tus presentaciones una grabación con tu voz y tu mensaje enlatado, sino que hablas en directo; no tienes que tener miedo a dibujar en directo.

No recurras a dibujos prefabricados. Porque dibujar, el proceso de creación del dibujo, contribuye también a la gestación de la idea: primero en tu mente, cuando tu primer trazo activa el poder del pensamiento visual para generar una idea. Y, a continuación, cuando al volver a trazar el dibujo ante tu audiencia, un dibujo hecho en directo y a la medida de la conversación, acompañas a las personas que te escuchan en el proceso de comprensión visual: activas en su mente el poder del pensamiento visual para comprender ideas.

Dibujar en directo ayuda a activar el proceso de pensamiento visual en los demás, que al comprender tu idea pueden tomarla como punto de partida en un proceso de creación de nuevas soluciones. En mi caso dibujo en tiempo real en capacitaciones y encuentros uno a uno, la experiencia es poderosa.

Te puede interesar: Qué es Pensamiento Visual? de un post anterior.

Si te ha gustado este post compártelo con tus amigos!
Si tenés algún secreto de pensamiento Visual sumalo en los comentarios